DORO (Madrid – Sala Macumba) – 05/05/2006.

Una vez que las generaciones metaleras más jóvenes estuvieron bien despachadas a través de las actuaciones de Altaria y Sonata Arctica, llegó el turno de DORO, una persona que desde la década de los ochenta viene cautivando a legiones de fieles seguidores, y que hoy uniría bajo la misma bandera a una abarrotada sala Macumba en una equilibrada fusión generacional. Puede que en alguna ocasión rDoroeciente en directo nos dejara más fríos que de costumbre, puede que su pasada reunión con Warlock que algunos afortunados pudimos ver en el Wacken Open Air no cumpliera las expectativas, la verdad es que esta noche Doro salió a por todas y nos dejó exhaustos con un show pletórico.

Una gran bandera con la portada de su último trabajo, “Warrior Soul”, cubriendo el fondo del escenario dio la bienvenida a una Doro por la que parecen no pasar los años, y por supuesto a su banda, compuesta por Joe Taylor en la guitarra, Oliver Palotai en la guitarra y teclados, Nick Douglas en el bajo y Johnny Dee en la batería, todos ellos experimentados músicos sin los cuales no se podría cimentar el buen concierto que vimos esta noche.

La rubia germana encandiló a los allí presentes con sus buenas dotes de frontwoman, demostrando unas condiciones físicas y vocales envidiables. En medio de esta profunda empatía, el repertorio elegido no resultó menos acertado, combinando, de manera sabia, temas de su reciente nuevo álbum con otras canciones de anteriores discos de su faceta en solitario, sin faltar un aceptable número de clásicos de Warlock. Orgullosa de sus últimas composiciones, pudimos escuchar y a la vez rockear con estos, temas como “You’re My Family”, “Strangers Yesterday” o “Above The Ashes”. DoroTambién sonaron otras canciones como “Fight” o “Burn It Out”, pero sin duda los temas que arrancaron mayor entrega y agradecimiento entre los presentes fueron clásicos como “I Rule The Ruins”, “Burning The Witches”, “Hellbound”, el inevitable “All We Are” o “Für Immer”, dónde no volvió a faltar un emocionado público coreando la frase “hay una promesa en el sonido”.

En los bises Doro y compañía nos sorprendieron con una impecable versión del “Breaking The Law” de Judas Priest, broche de oro para una descarga en la que quizás se pudiera echar de menos algún clásico más, pero nunca se le podría achacar falta de fuerza o intensidad.

JAVIER Gª VILLARRUBIA
Share Button
Bookmark : permalink.

Los comentarios están cerrados.