EXTREMODURO: “Deltoya”

Deltoya

Son las cinco de la madrugada. No puedo dormir. He pasado ocho años sin verla, cuatro de ellos sin ser capaz de escuchar a Extremoduro. Ella ha aparecido de nuevo en mi vida… y creo que voy a aprovechar el insomnio para hablaros de “Deltoya”.

En 1992 Roberto Iniesta está pasando por un momento delicado, ha dejado su tierra y su familia y se instala en Madrid, donde graba su tercer disco, una obra llena de desamor, repleto de canciones que reflejan los sentimientos de Robe. Algunas tratan temas como el ecologismo (“Última Generación”), las drogas (“Papel Secante”) o sirven para protestar (la genial “Estado Policial”). Pero el resto de ellas tratan el mismo tema: la tristeza y el dolor que provocan una relación que ha llegado a su fin.

Las letras del “rey de Extremadura” son simplemente geniales. En “Sol De Invierno” describe cómo se puede sentir uno con o sin la persona amada (“por el día me siento acorralado, por la noche en sus brazos se me olvida”). “Lucha Contigo” es un lamento producido por la soledad del abandonado (“¿Qué te pasa, qué te duele? Que a mi lado ya no vienes”) y “Con Un Latido Del Reloj” muestra los reproches que podemos lanzar a la otra persona al sentirnos tan mal (“ya se qué quieres, ya se qué intentas, tenerme todo el día metido en tu despensa”) aunque al final reconozcamos lo que realmente nos ocurre (“como un reloj te tengo en la cabeza a todas horas”).

Sin duda las obras maestras de esta colección de joyas son “Deltoya” y “Ama, Ama, Ama Y Ensancha El Alma”. Ambas son pura poesía, la primera contiene versos de Kiko Luna Creciente y la segunda es un poema completo de Manolillo Chinato. No imagino un concierto de la banda en que no las interpreten, son ya himnos del Rock de nuestro país.

Extremoduro contó en la grabación con colaboraciones de lujo: Salvador Domínguez (de los míticos Banzai) y Ariel Rot (Tequila, Los Rodríguez). Pero aunque musicalmente todos los temas son redondos el resultado final es un álbum estupendo pero con un sonido poco definido, falto de más dedicación y horas de producción. Eso sí, creo que todos los seguidores de Extremo preferirán siempre las primeras grabaciones del grupo frente a las aparecidas en su “Grandes Éxitos Y Fracasos”, demasiado perfectas para los que estábamos acostumbrados al anterior sonido más crudo y sucio.

… Dentro de unos minutos amanecerá. No he dejado de pensar en ella en toda la noche. Su calor era como el sol. Robe encontró las palabras que yo nunca seré capaz de decir. ¡Qué grande es!

A tu salud, compañera.

FELIX FRANCO

Share Button
Bookmark : permalink.

Los comentarios están cerrados.