KREATOR + CELTIC FROST (Madrid – Sala Heineken) – 22/03/2007.

Lo que era uno de los mejores carteles programados últimamente en lo que a caña se refiere dentro de la ciudad de Madrid, a la hora de la verdad acabó resultando un concierto bastante mermado en su planteamiento inicial. Y es que una vez más los fans de este país tenemos que sufrir el que los promotores se rían de nosotros y que nos la vuelvan a dar con queso. Lo que se vendía como una gran descarga con cuatro bandas de lujo en la sala La Riviera quedó reducido a dos grupos (por muy cabezas de cartel que sean Kreator y Celtic Frost) en la sala Heineken, un espacio de bastante menor capacidad, por no entrar en sus malas condiciones de visibilidad, máxime cuando el recinto está al máximo de gente, como pasó esta noche. Así pues los que al final sí pudimos ver el concierto (otros muchos optaron por decidir a última hora no ir), nos quedamos sin las actuaciones de Legion Of The Damned y de Watain, estos últimos una de las formaciones de Black Metal más interesantes de la actualidad. Y el no tocar no fue culpa suya, sino del hecho de que el cambio de sala a última hora (y esto nos lleva una vez más al promotor) impidiese que los equipos de cuatro bandas pudieran ser albergados en el reducido espacio de la sala Heineken.

Podríamos llenar muchas líneas sobre el por qué de que las giras a este país no lleguen en las mismas condiciones que en otros lugares de Europa o sobre la chapucería a la hora de organizar estos eventos, pero ahora prefiero hablar de lo que fue esta descarga en sí. Aunque Celtic Frost ya hicieron su reaparición en  el año pasado en festivales como el Metalway (en su doble edición Gernika-Jerez), la verdad es que había ganas de verlos por Madrid.

Una sala Heineken ya bastante llena aguardaba el comienzo de su show, que se inició al compás de la Intro “Tottengott”. Un  ralentizado “Procreation (Of The Wicked)” marcó el punto de partida, un tema clásico pero demasiado lento para un arranque. Menos mal que “Visions Of Mortality” y el posterior “Circle Of The Tyrant” aportaron un poco de caña, mostrándonos a una banda que, tras su frío inicio, empezaba a entrar en el concierto. La verdad es que hay que reconocer que el repertorio estaba compuesto por mayoría de clásicos de la formación suiza, como “The Usurper”, “Necromantical Screams”, “Mesmerized”, “Dethroned Emperor” o “Morbid Tales”, aunque a la banda le faltaba un poco esa actitud que debería acompañar a esas canciones claves en la historia del Metal extremo. Sobre todo esa falta de actitud habría que recriminársela a Tom G. Warrior, líder, guitarra y voz de la banda, menos entregado que sus otros compañeros, entre ellos el también miembro original Martin Eric Ain que se erigió en un carismático nexo entre banda y público.

De todas formas, Celtic Frost se desenvolvieron mejor que lo visto en festivales como el Metal Way, y arrancaron buena respuesta entre muchos de los seguidores allí reunidos. Estos últimos terminaron de enloquecer con el trallazo “Into The Crypts Of Rays”, para terminar cerrando con “Sinagoga Satanae”, tema muy Doom de su último álbum, disco del que también interpretaron “Ain Elohim”. Nos dejaron un buen setlist, aunque faltó en su interpretación  una mayor fuerza, lo que generó múltiples opiniones sobre su actuación. A mí no me dejaron mal sabor de boca, pero siempre cabe exigirles algo más.

El otro plato fuerte de esta controvertida noche de Metal eran los germanos Kreator, una formación muy querida por estos lares. Sin nuevo disco, pocas novedades puede arrojar una nueva gira de la banda alemana, más cuando no hace mucho tiempo que vinieron por la capital a desgranar su directo. Cierto es que el repertorio que disfrutamos en esta ocasión no varió mucho de lo anteriormente presenciado, pero siempre es agradecido poder presenciar a un grupo con la fuerza en vivo de Kreator. Y en esta velada nos ofrecieron otra lección magistral de Thrash Metal.

Tras la introducción de “The Patriarch”, nos encontramos con unos Kreator en escena dispuestos a darlo todo. Como es habitual, Mille Petrozza se mostró como líder de su formación y condujo magistralmente a la banda por los habituales caminos de contundencia de su sonido, a la vez que lograba esa perfecta empatía que pocos frontmen son capaces de alcanzar. Los allí reunidos respondieron de la mejor manera, y desde los primeros temas se pudieron ver multitud de mosh pit entre las primeras filas. Un tema relativamente nuevo pero ya convertido en clásico como “Violent Revolution” marcó el pistoletazo de salida, y a este siguieron otros buenos cortes como “Pleasure To Kill”, “Some Pain Will Last” o ese trallazo que da título a su última obra, “Enemy Of God”.

Kreator rodaban como una máquina perfectamente engrasada y la gente respondía de manera espléndida a canciones como “People Of The Lie”, “Europe After The Rain” o “Suicide Terrorist”. En un setlist poco novedoso fue de agradecer el Medley entre “Awakening Of The Gods” y “Behind The Mirror”. El tramo final del concierto combinó clásicos como “Extreme Agression”, “Phobia” o “Betrayer” con temas más nuevos, pero no por eso menos potentes, como “Reconquering The Throne” o “Impossible Brutality”. No sorprendieron con los bises, pues acabaron cerrando como otras veces con los imprescindibles “Flag Of Hate” y “Tormentor”. Pese a ser un concierto con pocas sorpresas, nadie puede discutirles su maestría en directo. Una vez más, Kreator se alzaron como reyes de la noche.

JAVIER Gª VILLARRUBIA.
Share Button
Bookmark : permalink.

Los comentarios están cerrados.