FITO & FITIPALDIS: “A Puerta Cerrada”

 Product Details

Justo ahora que Platero Y Tú van a parar un tiempo Fito el cantante de la banda se ha decidido a publicar su primer álbum en solitario. Y bueno esto de solitario deberíamos de entrecomillarlo bastante porque se ha rodeado de buenos amigos por todos los lados para realizar un disco diferente, pero buenísimo. En primer lugar ha recurrido a gente de los Flying Rebollos que son los Fitipaldis para que le acompañen musicalmente. Luego, como no, los Platero en pleno han ayudado bastante. Iñaqui “Uoho” ha producido el disco junto a Fito y además toca la guitarra y el trombón en algunos temas, Juantxu es el que ha diseñado el libreto y Jesús es el manager con lo cual se demuestra más que nunca que esto es una aventura paralela pero que los cuatro de Bilbao siguen teniendo la misma amistad de siempre. Y para redondear la fiesta, ¿quién más?, sí, sí, ese que estas pensado, el que nunca falta en los últimos tiempos en ningún tema relacionado con Platero, el Robe de Extremoduro que se canta algún fragmento y hace algunos coros. Como veis, la misma familia de siempre y tan unida como de costumbre.

Y musicalmente hablando pues difiere un poco de lo que Platero hace habitualmente, pero tampoco es una gran diferencia. No te esperes encontrar un “Juliette” o un “Rock’n’Roll” porque no los hay. El disco es en su mayoría un álbum acústico, pero no acústico en el sentido más baladístico, hay temas cañeros y rocanroleros pero siempre con guitarras acústicas y apenas hay eléctricas. “Rojitas Las Orejas” abre el disco y tiene un estribillo super pegadizo que no dejaras de tararear, “Trozos de Cristal” recuerda a “Si Miro a Las Nubes” porque canta Fito y Robe, “Quiero Beber Hasta Perder El Control” que es una sorprendente versión de Los Secretos y que parece puro Platero 100% ya que es un rock’n’roll con teclados alucinante. Para que te hagas una idea como el “Mendrugos” en acústico. “El Lobo se Espanta” te va a recordar muchísimo al “Sultan Of Swing” de Dire Straits. Si, sí sin coñas, que parece que el que toca la guitarra es Mark Knofler. “Ojos de Serpiente” que suena a un tema de swing y “El Funeral” que parece música de cabaret francés mezclado con rock’n’roll.

Eso sí, todos los temas tienen el mismo sentimiento y si te gustan Platero, sobre todo si alucinas con Platero, vas a disfrutarlos igual que si fuera un nuevo trabajo de la banda bilbaína. Totalmente recomendado para fanáticos de Fito, Uoho, Juantxu y Jesús. ¡Y también para el resto, eh!

IVAN ORTEGA.

Share Button