ROSENDO (Madrid – Teatro Arteria Coliseum) – 17/05/2012.

DSC_0241

‘Una historia distinta, pero que también tiene su encanto’. Así definió el propio Rosendo Mercado la serie de conciertos que ha estado realizando en teatros por todo el Estado, y cuyo periplo llegaba a su punto final en Madrid, en plena Gran Vía, es un marco incomparable como es el teatro Arteria Coliseum. Y es que el carabanchelero no podía terminar en otro sitio que no fuera Madrid, su Madrid, la plaza que nunca le falla y que tanto cariño le transmite cada vez que actúa en el foro. Máxime cuando Rosendo llevaba bastante tiempo sin tocar en condiciones en los madriles, porque había participado en conciertos de fiestas patronales o festivales, pero llevaba mucho mucho tiempo, quizás hasta demasiado, sin tocar en una sala o teatro.

Por todo ello se mascaba en el ambiente que la descarga del Arteria Coliseum seria especial y así lo fue. En principio la estructura escénica no distaba demasiado de la habitual. Rosendo con su voz y su guitarra, y acompañado como siempre con sus dos mas que fieles escuderos, Rafa y Mariano. RosendoPero las sorpresas que nos tenia preparadas eran en el repertorio, rescatando temas que hacia mucho tiempo que no tocaba, y canciones poco conocidas, aunque por supuesto Rosendo nunca defrauda, y no nos dejo de obsequiar con sus clásicos mas imprescindibles en la recta final del concierto.

En la primera parte del show sonaron temas como “De nada más”, “Different, eso si”, “Para cuanto desatino”, “No son gigantes”, “La cera que arde”, “A dudar se aprende” o “Cada día”. El publico, bastante fiel al de Carabanchel, no dejo de cantar las canciones, aunque no se monto demasiado revuelo salvo cuando Rosendo atacó “Del pulmón”. Tras ellas “A la sombra de una mentira” puso los pelos de punta al personal y justo después llego uno de los momentos mas emotivos de la noche. Rodrigo Mercado, el hijo de Rosendo, apareció por la parte derecha del escenario y canto “El Alma Se Colma”, como ya hiciera en el mas reciente trabajo de estudio de Rosendo. Que yo recuerde es la primera vez que Rodrigo se sube al escenario para cantar su padre, y el momento fue emotivo. El ‘mi niño’ que soltó Rosendo para presentarle una vez que finalizo el tema sonó de forma muy emocionada, y al ex-Leño se le vio pletórico de gozo al compartir ese momentazo. Realmente entrañable.

Después llego “Salud y buenos alimentos” que sonó fabulosa, “A moco tendido” y la versión del “Lo que tu y yo sabemos” de Nacha Pop, que Rosendo dedico a Antonio Vega. Otro de los momentos mas fascinantes del show, aunque a mitad del tema la guitarra de Rosendo hizo algunos extraños y empaño un poco la canción. Y tras el cover, el concierto empezó a tomar fuerza y acercándose a lo que estábamos mas acostumbrados de ver en Rosendo en los últimos tiempos. “A veces cuesta llegar al estribillo”, “Puedo ser más eficaz” y “Amaina tempestad” antecedieron al momento en que el Arteria exploto cuando Rosendo atacó el “Entre Las Cejas” de Leño. La apoteosis se adueño del teatro y a partir de ahí todo el mundo se levanto de sus asientos, muchos se acercaron al escenario y arrancó la apoteosis que siempre se produce en los conciertos de Rosendo cuando afronta los temas mas imprescindibles de su carrera. Y es que el “Entre Las Cejas” fue apoteósico, pero no lo fue menos el “Flojos De Pantalón” que sonó después. Increíble cada vez que Rosendo toca este tema y sobre todo cuando se marca el solo y hasta se pega sus saltitos con Rafa. Mítico. Por muchas veces que lo escuchemos siempre nos pondrá la piel de gallina.

Tras el “Flojos…” Rosendo nos rescato “La Fauna” que tranquilizo un poco el ambiente para luego ya acabar por todo lo alto con “Masculino Singular”. Yo creo que el ‘berberecho’ de la letra de este tema se escucho hasta en Carabanchel, y es que mira que se ha convertido en todo un clásico este tema de la época mas reciente de Rosendo. Y tras ella imagínense… “Loco Por Incordiar” y “Agradecido”. Locura. Sobre todo porque llevaba un tiempo sin tocar el “Loco Por Incordiar” y se agradeció el que la recuperara!

Tras retirarse unos instantes, volvieron a salir para atacar el segundo tema de Leño de la noche, “La Fina” en esta ocasión, tocada con el desparpajo que siempre nos alucina de Rosendo y mas tarde el “Y Dale”, que cerro el concierto. Pero aun nos quedaba el momento de los momentos, cuando volvió a salir y se arranco con “Maneras De Vivir”. Que decir. No estalló el Arteria de milagro. Máxime cuando por sorpresa también apareció en el escenario el gran Miguel Ríos y junto a Rosendo, a Rafa y a Mariano nos obsequiaron con otra versión inolvidable del tema mas emblemático del Rock Estatal. Y hombre, no fue tan especial como cuando vimos a Miguel y a Rosendo haciendo este tema juntos en la mini reunión de Leño en 2010 en la Sala Caracol, obviamente, pero aun así nos hizo cantar, saltar y disfrutar como siempre que suena este temón.

Una gran descarga, un concierto emocionante, diferente y muy satisfactorio, en el que Rosendo supo dar de nuevo una vuelta de las que le gustan a sus shows, y que nos volvió a mostrar, una vez mas, la grandeza de nuestro queridísimo y singular Rosendo Mercado.

Rosendo, se te quiere!! Rosendo… pa’ siempre!!!

MARIAN BARRANTES.
Share Button
Etiquetado .Enlace para bookmark : permalink.

Los comentarios están cerrados.